Skip to main content

News

Detectada la llegada de rocas a la Tierra compatibles con el paso a través de la Nube de Oort de la estrella binaria Scholz hace 80.000 años

  • El bólido FH1, captado sobre el cielo de Finlandia, es compatible con una roca  impulsada gravitatoriamente por el encuentro cercano de la estrella binaria Scholz con nuestro sistema solar.

  • Investigadores del ICE-CSIC y del IEEC han analizado la trayectoria de esta roca para descubrir más sobre su origen.

Detección de FH1 junto a una aurora boreal. Créditos: Eloy Peña-Asensio et al.

Detección de FH1 junto a una aurora boreal. Créditos: Eloy Peña-Asensio et al.

Un estudio publicado en la revista Icarus, liderado por el investigador predoctoral Eloy Peña-Asensio del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE-CSIC) y la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), sugiere que el meteoro FH1 detectado en 2022 por varias estaciones de la Red de Bolas de Fuego Finlandesa (FFN) era una pequeña roca que alcanzó la Tierra desde la Nube de Oort. Esta es la región más exterior del sistema solar, tradicionalmente considerada como una fuente de cometas. La trayectoria de FH1 habría sido alterada por el impulso gravitacional inducido por la estrella binaria Scholz cuando atravesó la Nube de Oort.

Este meteoro rasante de alta velocidad surcó el cielo de Finlandia durante 5 segundos el 23 de octubre de 2022 y terminó su trayectoria en el Golfo de Botnia. Ha sido estudiado por el Grupo de Meteoritos, Cuerpos Menores y Ciencias Planetarias del Instituto de Ciencias del Espacio (ICE-CSIC) liderado por el Prof. Josep M. Trigo-Rodríguez, que coordina la Red de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos (SPMN-CSIC).

La reconstrucción 3D de FH1. Créditos: Eloy Peña-Asensio et al.

Este evento meteórico, prácticamente tan luminoso como el planeta Venus, se convirtió en una pista sobre el posible origen de los últimos proyectiles registrados en órbitas hiperbólicas. No obstante, la comunidad científica aún no ha alcanzado un consenso respecto a la existencia de estos impactos de alta energía, que teóricamente podrían tener un origen interestelar.

Los investigadores Eloy Peña-Asensio (ICE-CSIC, UAB), Josep M. Trigo-Rodríguez (ICE-CSIC, IEEC) y Albert Rimola (UAB), en colaboración con otras instituciones, determinaron que la trayectoria del objeto es compatible con un impulso gravitacional inducido por el tránsito cercano de la estrella binaria Scholz. Dicho tránsito, que tuvo lugar hace aproximadamente 80.000 años, habría alterado los pequeños cuerpos más alejados del Sol. La posible naturaleza "local" de FH1 podría cambiar nuestra comprensión de la Nube de Oort, ya que sus propiedades apuntan a que poseía una composición asteroidal.

El estudio también examinó otros eventos meteóricos catalogados por el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS). Los autores previamente descubrieron varias bolas de fuego con órbitas hiperbólicas, pero con una distribución de inclinaciones orbitales excesivamente baja como para tratarse de una población de origen interestelar que llegase al azar. Entre ellos, el superbólido IM2, observado el 9 de marzo de 2017, sería también compatible con el encuentro cercano del sistema Scholz.

El hallazgo sobre el meteoro FH1 tendría implicaciones significativas en los modelos de evolución de nuestro sistema planetario, como el escenario de inestabilidad dinámica asociado con Júpiter, el cual habría esparcido material rocoso hacia los confines del sistema solar.

Los resultados de este estudio refuerzan la idea de que las estrellas cercanas u otros objetos masivos podrían ser una fuente de proyectiles hiperbólicos para la Tierra. Por este motivo, los investigadores señalan que habría que examinar detalladamente futuros impactos contra la Tierra que presenten órbitas hiperbólicas antes de atribuirles un origen interestelar.

Más información


Esta investigación se presentó en el estudio: “Oort cloud perturbations as a source of hyperbolic Earth impactors”, Eloy Peña-Asensio et al, Icarus. https://doi.org/10.1016/j.icarus.2023.115844

Contactos


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Jorge Rivero & Alba Calejero

Eloy Peña-Asensio
Investigador de contacto
Eloy Peña-Asensio

Josep M. Trigo-Rodríguez
Investigador de contacto
Josep M. Trigo-Rodríguez